jueves, 29 de septiembre de 2016

Reseña de Y por eso rompimos | Daniel Handler.

¡Hola ricuras!
Hoy os traigo una reseña, que espero que os guste mucho y todas esas cosas que suelo decir. ¡Así que no me enrollo y empezamos!

Título original: Why we broke up
Autor: Daniel Handler
Páginas: 360
Editorial: Alfaguara

Te entrego esta caja, Ed. Dentro está todo. La entrada de cine para ver la película en la que nos dimos nuestro primer beso, aquella nota tuya que tanto significó para mí, una caja de cerillas ahora vacía, los pendientes que dejaste en mi taquilla, una semilla que nunca brotará porque no pienso ponerla en agua, el peine de aquel hotel donde perdimos el sentido… y algo más, el plano que dibujamos para intentar asistir a mi fiesta y a la tuya, tan incompatibles como nosotros, la entrada a tu partido de baloncesto, al que preferí no ir, la goma con la que me recogí el pelo la primera vez que cocinamos juntos, todos estos pétalos, ya secos, y el bolígrafo con el que te escribo esta carta. Te devuelvo la caja y todos los recuerdos que contiene, Ed. Aquí la tienes. Toda nuestra historia. Toda la historia de por qué rompimos.

"Llámame más tarde", habías dicho, así que tenía permiso para llamarte después, por la noche, y eso es lo que más echo de menos, Ed, esas noches al teléfono, atractivo cabrón.
Porque durante el día, estaba el instituto. Los timbres demasiado ruidosos o traqueteantes en altavoces rotos que nunca se arreglan. Los suelos chirriantes y con huellas, los golpes de las taquillas. Escribir mi nombre en la esquina superior derecha del examen o que el señor Nelson me descontara automáticamente cinco puntos, o en en la esquina superior izquierda y que el señor Peters me descontara tres. El bolígrafo que se rinde a mitad de examen y deja cicatrices de tinta invisible sobre el papel, o que se suicida goteando en mi mano, mientras trato de recordar si me he tocado la cara hace poco y me he convertido en una minera con tinta en las mejillas y la barbilla. Los chicos que se pelean junto a los cubos de basura por cualquier razón, aunque no son mis amigos, no son mi pandilla; mi antigua compañera de taquilla que llora en el banco en el que me sentaba durante el primer curso con un grupo al que apenas veo ya. Exámenes, exámenes sorpresa, intercambiar identidades al pasar lista cuando hay un sustituto, cualquier cosa para pasar el rato, más timbres. El director en el intercomunicador, dos minutos enteros de zumbidos y murmullos de fondo, y luego un clarísimo "Ya está, Dave" y la desconexión. Una mesa en la que venden cruasanes para el club de francés volcada por Billy Keager, como siempre, y la mermelada de fresa convertida en una pegajosa mancha en el suelo durante tres días antes de que alguien la limpie. Antiguos trofeos en una caja, una placa, vacía y con forma de ataúd, a la espera de inscribir los nombres de este año. Soñar despierta y despertar frente a un profesor que espera una respuesta y se niega a repetir la pregunta. Otro timbre, el anuncio de "Ignorar ese timbre" y Nelson, que recrimina con el ceño fruncido —"He dicho que lo ignoremos"—, a la gente que cierra sus mochilas. Los formularios en el aula, grapados de tan mal modo que todo el mundo tiene que darles la vuelta para rellenarlos. Las tonterías y las pruebas para la función del instituto, las pancartas para el gran partido del viernes, y luego el robo de la gran pancarta y el anuncio de delatar a quien lo haya hecho si alguien sabe algo. Jenn y Tim, que rompen, uno que se lleva el coche de Skyler, el rumo de que Angela está embarazada y luego el desmentido, "no, es gripe, todo el mundo vomita cuando tiene gripe". Los días en los que el sol ni siquiera trata de salir de entre las nubes ni de ser bueno por una vez en su vida de astro. La hierba mojada, los dobladillos húmedos, los calcetines equivocados que olvidé tirar y que ahora llevo puestos. La hoja furtiva que cae de mi pelo, donde ha permanecido durante horas, seguramente para delicia de alguien. Serana, que gorronea una compresa en el baño a chicas a las que ni siquiera conoce durante la segunda clase porque le ha bajado la regla y no tiene nada para ponerse, como siempre. El gran partido del viernes, adelante, Beavers, acabad con ellos, Beaver, una estúpida broma que resulta aburrida a todo el mundo excepto a los de primer curso y a Kyle Hapley. Las pruebas para el coro, tres chicas que venden prendas de punto para ayudar a las víctima de un huracán, la biblioteca sin nada que ofrecer sea lo que sea que haya que buscar. Quinta hora, sexta, séptima... mirar el reloj y copiar en los exámenes, por qué no. De repente, sentir hambre, cansancio, calor, enfado, una tristeza increíblemente sorprendente. La cuarta hora, cómo podemos estar solo en la cuarta, es lo que es. Hester Prynne, Agemenón, John Quincy y Adams; la distancia, el tiempo, la velocidad es igual a algo, mínimo común lo que sea, el radio, la metáfora, el mercado libre. El jersey rojo de alguien, la carpeta abierta de quién sabe quién, preguntarse cómo es posible perder un zapato, uno solo, y no darse cuenta de que ha permanecido esperanzado en el alféizar durante semanas. Llama a este número de tablón de anuncios, llama si has sufriendo algún abuso, si quieres suicidarte, si te apetece marcharte a Austria este verano con estos otros fracasados de la fotografía. "¡ESFORZAOS!" con mala letra sobre un fondo descolorido, "PINTURA FRESCA" sobre un suelo seco, gran partido el viernes, necesitamos vuestro apoyo, dadnos vuestro apoyo. Combinaciones de taquilla, máquinas expendedoras, enrollarse con alguien, hacer pellas, oculta que fumas, que te pones los cascos en clase, que llevas ron en una botella de refresco y caramelos de menta para ocultar el olor en el aliento. Ese chaval enfermizo con gafas de culo de botella y una silla de ruedas eléctrica, gracias a Dios no soy él, o con collarín, o con sarpullido o con ortodoncia, o ese padre borracho que apareció en un baile para cruzarle la cara, o esa pobre criatura a la que alguien tiene que decirle "Hueles mal, haz algo o nunca, nunca, nunca te irá bien". Por el día, todo el día y todos los días era: saca buenas notas, apunta, finge algo, deprecia a alguien, disecciona una rana y mira si se parece al dibujo de una rana diseccionada. Pero al llegar la noche, las noches eran para ti, por fil al teléfono conmigo, Ed, mi mayor alegría, lo mejor.

Llevaba muchísimo tiempo queriendo leer este libro, así que decidí auto-regalármelo por navidad del año pasado, y a pesar de que como os he dicho tenía muchas ganas de leerlo, no he podido hacerlo hasta ahora, porque siempre había otro libro que me llamaba más. Ahora que finalmente le he dado una oportunidad, debo decir que no ha sido lo que esperaba.

Y por eso rompimos nos narra la historia de Min y Ed, dos adolescentes que empiezan una relación que acaba rompiéndose. Min decide recolectar todas las cosas que le recuerdan a Ed en una caja, y escribir una carta que detalla todos los motivos por los cuales rompieron.

De buenas a primeras este libro me parecía muy innovador porque partimos de la premisa de que Ed y Min han roto, y después nos cuentan su historia de amor desde el principio. Normalmente esto no se suele hacer, o yo no he visto ningún libro que nos cuente el libro de esta manera, y fue lo que me empujó a querer leer esta historia.

Está narrada de una manera muy original, y para mí esto es lo mejor del libro. A través de unas ilustraciones realizadas por Maira Kalman veremos todos y cada uno de los objetos que están en la caja que Min le entrega a Ed, y por medio de esos objetos, Min, nuestra narradora, explicará a Ed punto por punto las razones por las que rompieron. Me gusta la idea de que Min se dirija a Ed, y que lo que estemos leyendo sea una carta para él. Aunque sí es cierto que la narración en ocasiones es un poco densa, Min se va mucho por las ramas y hace muchas referencias a películas que no conoce nadie (o tal vez directamente no existan, no lo tengo claro), y eso aparta un poco al lector y hace que se sienta menos identificado.


La historia era muy distinta a lo que imaginaba, y eso ha sido lo que más me ha decepcionado. La relación entre Min y Ed no me ha llegado a calar, solo son pareja durante cosa de un mes y no sentí que hubiese mucha complicidad entre ellos. Esperaba una historia de amor muy distinta, que consiguiera que sintiese pena por su ruptura, que me diera rabia que finalmente lo dejaran, que esperase un final en el que tras dejar la caja en casa de Ed, éste hiciera algo que lograse que ella le perdonara, y todo fuera bonito. Pero no, me dio igual que lo dejaran, no me parecían una pareja bonita, de hecho eran un poco aburridos, no me sentí identificada con Min, tampoco creí que Ed fuera un personaje por el que mereciera la pena escribir una carta tan larga... Me dejaron completamente fría, y yo tenía expectativas de una historia de amor de esas que dejan huella.

Hablemos un poco de los personajes, empezando con Min. La verdad es que es una chica un tanto rara, bastante seria, y con la cual a mí me ha costado identificarme. Algunas veces se me hacía pesada, pero tampoco la he odiado. Es un personaje muy insulso que me ha dejado bastante indiferente. Eso sí, su forma de narrar, aunque a veces era pesada, me ha gustado bastante. De hecho os he dejado arriba un fragmento bastante largo que me pareció muy guay.

Por otro lado tenemos a Ed. Es el típico chico popular y deportista, el polo opuesto a Min, que se podría decir que es una "bohemia". A todo el mundo le extraña que estos dos personajes empezaran a salir, ya que son los típicos que no pegan ni con cola. Ed, al igual que Min, también me ha dejado bastante fría. Supongo que porque no veía que hubiese feeling entre ellos dos, y todas las escenas en las que aparece Ed, Min también está ahí, porque es la narradora, así que no ha terminado de gustarme. Pienso que es un personaje al que no llegamos a conocer de verdad. No terminé de entender qué se le pasaba por la cabeza.

Y para terminar hablaros de Al, que es el mejor amigo de Min. Me ha gustado el desarrollo de este personaje, porque al principio no sabía muy bien qué pensaba ni nada, pero he acabado comprendiendo bastante bien su psicología. Me ha parecido un personaje bastante real, y supongo que por eso habrá sido mi favorito.
Hay más personajes, pero me han resultado tan indiferentes que ya ni me acuerdo de ellos, así que solo os hablaré de esos tres, que son los realmente importantes. En general pienso que el autor se ha centrado mucho en el desarrollo de estos tres personajes, y los demás han pasado muy desapercibidos, y tal vez hubiese estado bien hacer algún personaje más, con más carisma, más memorable, algún personaje gracioso, o algo, pero todos me han parecido un poquito sosos. Que no están mal, porque pienso que están muy bien planteados, pero ninguno me ha enamorado.

Lo bueno es que el libro se lee bastante deprisa, o al menos yo no tardé mucho en terminarlo. Los capítulos están divididos por las ilustraciones de los objetos, y creo que en parte esto hace la lectura un poco más ligera, los dibujitos siempre hacen todo más llevadero. Creo que es el típico libro que está guay para leer en invierno, yendo con las expectativas no muy altas, con una taza de algo calentito al lado.

Último párrafo antes de la conclusión, total y absolutamente superficial; la portada me encanta porque es sencilla y de color rosa. Hay otra edición en español, mucho más conocida, con la portada roja, que también mola, pero yo decidí comprar esta y la verdad es que amo como queda en la estantería. Además, con las ilustraciones a todo color y eso, es el típico libro que si te gusta merece la pena comprar en físico. Eso sí, es muy incómodo para leer, está muy rígido, y es de estos que se te cierran a leer y eso no mola... También puede ser porque lleva aparcado en mi estantería un año y se ha quedado un tanto pétreo... No lo descartemos.

Así que en definitiva y ya para terminar Y por eso rompimos es una libro narrado de una manera muy original, que nos cuenta una historia de amor condenada al fracaso. Entretenido, para matar una tarde aburrida, que me ha gustado, pero del cual esperaba muchísimo más.


 ¡Y eso es todo por hoy! En unos días publicaré un reseña de una anime, así que atentos ^^. Os recuerdo que tengo twitter, ask, curiouscat, instagram y goodreads y que en todos lados me llamo @Neryradioactíve, ¡así que seguidme!
¡Muchos besos y hasta pronto!

lunes, 26 de septiembre de 2016

Vida y Mentiras de la Japan Weekend | By Nery Skeeter.

¡Hola ricuras!
Hoy os traigo una entrada totalmente diferente a lo que suelo hacer, pero que veía muy muy necesaria. Antes de empezar os advierto que lo que viene a continuación va a ser una crítica seria, con experiencias personales, a lo que viene siendo toda la organización de la Japan Weekend, así que si lo que esperas leer es una entrada hablando sobre anime, manga y todas esas cosas, mejor cierra la pestaña xd.


Acostumbro a tener fama de no callarme nunca, incluso cuando debería callarme no lo hago, y si a eso le sumas que tengo un blog el resultado puede ser catastrófico. Llevo yendo a la Japan Weekend desde que tengo 13 años y las entradas tenían un precio razonable. Siempre he sido una gran fan de este evento, me lo paso muy bien allí e intento no perdérmelo nunca. Cuando tenía unos 16 años, de eso hace ya tres, me enteré de que podías ir de voluntario a la Japan Weekend, y trabajar con ellos, viviendo este evento en su máximo esplendor, y yo evidentemente quise formar parte de esto.

He estado como voluntaria en un total de cuatro Japan Weekends, por lo que se podría decir que ya sé bastante del tema y entiendo como funciona la organización. Desde el primer día que he estado trabajando ahí debo decir que siempre me han tratado mal, sobre todo el primer año. Te avisan de que vas a trabajar como voluntario pocos días antes del evento, firmas un contrato y te piden que estés el sábado que se celebre el evento, antes de la hora de apertura allí, para ayudar en lo que sea posible.

Mi primer año como voluntaria fue un verdadero caos. En un principio se suponía que yo iba a estar allí trabajando en el puesto de información. Para trabajar en un puesto de información lo suyo es que estuvieras muy bien informado, ¿no? Pues no. Mis queridos organizadores de la Japan Weekend cogen al primer voluntario que ven, le sientan en una silla, con un cartel de información encima, y le dicen: "Ala, informa", y se van. Y así se encontraba mi yo de 16 años, sentada frente a un montón de personas que pedían horarios, mapas, o cualquier otra cosa, mientras yo deseaba que me preguntaran dónde estaba el baño que era lo único que sabía responder con seguridad. Aquí una representación de mí cuando alguien me preguntaba algo que no sabía:


Ese primer año, además de que era una pardilla que no sabía de nada, la organización decidió moverme de un sitio a otro según les interesaba. Exposiciones, guardarropa, organización de colas, chica de los recados... puedo decir con seguridad que he trabajado en todos los puestos posibles de la Japan Weekend antes de cumplir los 17. Todo un récord. En el guardarropa incluso me hacían cargo del dinero, a mí sola, y si luego faltaba algo claramente podía ser mi culpa.

Pero sin duda mi parte favorita y la que posiblemente ha conseguido que los organizadores de la Japan Weekend me odien con todo su ser, es el tema del puesto de ramen. Resulta que aquel primer año, en el que yo fui voluntaria y abarque todos los puestos de este evento, también decidieron ponerme a trabajar en el puesto de ramen. En la página web de la Japan Weekend se indicaba muy claramente que si querías trabajar como voluntario en el puesto de ramen tienes que tener el título de manipulación de alimentos. ¿Y adivináis quién no lo tiene y estuvo trabajando allí? ¡Sí, yo! Y como yo, seguramente otros muchos. Allí trabajaba cualquiera, hasta personas con cosplays estaban ahí preparando ramen para toda la Japan Weekend. Dejando a un lado que esto es MUY DENUNCIABLE, también debo mencionar que varios de la organización, de estos a los que pagan y no son voluntarios, y debían ocuparse de hacer ramen, estaban sentados en una silla jugando a la puta nintendo DS, mientras yo, y mi amiga que también es voluntaria, ambas de 16 años, estábamos ahí, como unas lerdas preparando ramen sin el título de manipulación de alimentos, mientras otros de la organización nos metían prisa porque se estaba formando mucha cola. Alucinante. Aquí una representación de yo estando enfadada:


Esto último lo comenté en su día en mi entrada sobre esa Japan Weekend ¡click!, y vinieron un montón de organizadores, incluido ese que estaba jugando a la nintendo DS mientras otros trabajaban, a insultarme en los comentarios de esa entrada, y a decirme que si no la borraba no volvería a entrar en la Japan Weekend porque ellos mismos se ocuparían de que no me dejasen entrar. Y os recuerdo que estamos hablando de supuestos adultos. En aquellos momentos yo estaba entre acojonada por lo que se me venía encima y cabreada, así que mi decisión fue eliminar los comentarios de esa entrada, cosa de la que me arrepiento porque ahora podría ser una buena prueba contra ellos, pero como aun me quedaba algo de orgullo lo que no eliminé fue lo que dije de ellos en aquella entrada.

Como esta, tengo miles de malas experiencias con la organización de la Japan Weekend, como aquella vez que un tío que estaba allí tiró una especie de bomba, que lo único que hacía era ruido, y vino un tío de la organización a regañarle, porque eso no se puede hacer en un espacio cubierto como es la Japan Weekend, y el tío este le respondió que había alguien de la organización delante cuando lo hizo y que no dijo nada. Ese alguien era yo, que os repito que tenía 16 años, era una voluntaria, y no tenía ni idea de lo que se podía hacer y lo que no, porque nadie de la organización te explica nada. El caso es que, ¿sabéis qué hizo el tío de la organización? Venir a buscarme al guardarropa, que era donde yo estaba entonces, preguntarle a los de allí que donde me habían mandado (que era a ramen, porque como ya os digo me cambiaban de sitio todo el rato), y después ir allí y echarme la bronca porque supuestamente había sido mi culpa. ¿HOLA? ¿ESTAMOS LOCOS? Me parece flipante que tengan la cara de regañarme por algo de lo que no tengo ninguna culpa, y más siendo una voluntaria, que ni me pagan como a ellos, ni tengo ni puta idea de nada.

Todo esto que os estoy contando me ocurrió en la primera Japan Weekend de todas a la que fui como voluntaria. Con semejante experiencia cualquiera pensaría que no volvería a pasar por ahí, no solo porque me trataron como a una mierda, sino porque supuestamente me habían prohibido volver a ir por haberles criticado. Pero como soy bastante idiota decidí enviar solicitud de voluntaria en el siguiente evento, y todo fue como la seda, nadie me prohibió la entrada y parecía que no había pasado nada. De hecho los mismos que me habían comentado en la entrada diciendo que no volverían a dejar que yo pisase una Japan Weekend me hablaron super majos como si nada hubiese pasado, en ese segundo evento al que yo iba. Y os preguntaréis; ¿por qué? ¿Acaso se arrepentían por haberme tratado como a una mierda? ¿Querían comprar mi silencio y tratarme bien para que no volviera a criticarles? No queridos lectores, la respuesta es mucho más simple: No se acordaban de mí. Los organizadores de la Japan Weekend son tan prepotentes y egocéntricos, que ni tan siquiera tienen la decencia de acordarse de tu cara, de tu nombre o de tu existencia, a pesar de que hayas estado trabajando con ellos, e incluso te hayas hecho notar criticándoles por redes sociales como hice yo. Mis fantásticos organizadores de la Japan Weekend no ven más allá de sus propias narices, ven que tienes una acreditación en la que pone "Voluntario", y eso ya les da derecho a tratarte como si fueras inferior. Yo, pardilla como siempre, me acuerdo del nombre de la mayoría de organizadores, y a ellos en cambio mi cara ni siquiera les resulta familiar XDDDDDDD. E aquí yo cuando no se saben mi nombre:


En la segunda Japan Weekend a la que fui de voluntaria, debido al escarmiento de la primera, ya no era tan pardilla. De primeras esquivé como una campeona el puesto de ramen, porque si te acercabas allí y te veían con la acreditación de voluntario, los organizadores te arrastraban hacia allí, mientras tú gritabas pidiendo auxilio, y te obligan a trabajar, para así ellos poder jugar a la nintendo DS mientras te metían prisa (#Dramatización). Ese año, debido a que ya tenía experiencia, mis compañeras de información y yo nos esforzamos al máximo para que la cosa saliera bien. Nos dimos una vuelta por toda la Japan Weekend para dibujar un mapa a mano y poder explicar a la gente dónde estaba cada stand, preguntamos en todos los escenarios y asociaciones que actividades tenían planeadas para escribir horarios... Todo lo hicimos nosotras solas, porque los de la organización desde luego no te van a facilitar nada. Pese a todo, aun así venía gente a quejarse de que las de información no tenían ni idea de nada, y pedían hojas de reclamaciones, te ponían malas caras y demás. Personas que van a las Japan Weekends, por favor, no hagáis bullying a los voluntarios, ¡hacen lo que pueden!

En el contrato de voluntario se estima que puedes tener descansos y que ellos mismos te dan la comida, lo cual es bastante lógico. Lo de los descansos es discutible. Siempre que yo iba a tomarme mi descanso y así poder ver los stands y comprarme algo, tenía que esconder mi acreditación, porque si te veía cualquiera de la organización descansando pasaría esto: 1. Te mirarían mal, o 2. Te mandarían a trabajar a otro sitio. Yo, en varios de estos descansos, en los que todavía desconocía el maravilloso truco de esconder la acreditación, lo que pasaba siempre es que a los dos minutos de estar dando una vuelta venía alguien de la organización y me ponía a trabajar. Cuando yo decía "Pero es que es mi descanso...", te ponían cara de pena y decían algo tipo: "Es que no hay suficientes voluntarios y necesito a alguien para que vigile esta exposición :(", o directamente se ponían bordes y te quedabas ahí por sus narices. Así que los descansos de mi segundo año de Japan Weekend consistieron en vigilar exposiciones :D. Yo en mis descansos:


Tema comida: Es cierto, los de la Japan Weekend te dan comida, siempre y cuando SEAS ESPABILADO. Ellos no van a irte a buscar a tu puesto para darte tu comida (que consiste en una bolsa con un bocadillo, una fruta y un zumo), que va. Tú vas a tener que ir hasta el lugar donde sea que tengan la comida (que puede ser cualquier sitio), y si cuando logras descubrir donde está la comida sigue quedando algo, eres muy afortunado. Yo siempre he tenido bastante suerte en esto, porque en la Japan Weekend siempre me hago amiga de muchos voluntarios u organizadores (de los majos, que sorprendentemente hay algunos organizadores simpáticos :O), y me avisaban de cuando tenían la comida y dónde. Pero en cambio, los voluntarios nuevos, que no saben muy bien como funciona esto, acostumbran a quedarse sin comer, o en su defecto, comer a las seis de la tarde.

En mi tercer año yendo como voluntaria a la Japan Weekend yo ya me sentía la puta ama, una experta en el asunto. Días antes del evento me habló por whatsapp una de las organizadoras (una de esas que son mazo poderosas), y me dice "Hola Irene, como ya llevas varios años en la Japan Weekend, podrías ser coordinadora del puesto de información, y explicar un poco a los demás como funciona y ocuparte de hacer los horarios y todo eso". Yo en esos momentos pensé "Oh dios mío, me han ascendido". Ya casi formaba parte de la élite, estaba a un paso de poder mirar a los voluntarios por encima del hombro y tener una acreditación en la que pusiera "Coordinador" y no "Voluntario". Entonces, días antes, me dediqué en mi casa a hacer horarios, poniéndome en contacto con diferentes asociaciones para ver qué planeaban hacer, haciendo listas para las inscripciones a concursos de cosplay y vídeojuegos... Un montón de cosas. Y le pedí a mi padre que imprimiese en su trabajo un montón de horarios y de todo, para luego poder repartirlos allí, pegarlos en las paredes, y todo eso (no soy más pardilla porque no puedo). A mí la verdad es que me hacía mucha ilusión, y era algo que disfrutaba haciendo, y estaba contenta de que finalmente los de la organización reconociesen que había hecho bien mi trabajo.

El caso es que llegamos a la Japan Weekend y nos repartieron nuestras acreditaciones como siempre, y en la mía ponía "Voluntaria", y en la de mi amiga ponía "Coordinador". ¿Por qué? Porque evidentemente ERA IMPOSIBLE que alguien de la organización recordase mi puto nombre, a pesar de tenerlo escrito en whatsapp, y me diera la acreditación que me correspondía después de haber estado haciendo horarios y mierdas toda la semana. A día de hoy, creo que nadie de la organización de la Japan Weekend relaciona demasiado bien mi nombre con mi cara. De hecho creo que aun me confunden con mi amiga. Yo otra vez, porque seguían sin saberse mi nombre:


Ese año en la Japan Weekend ocurrieron un montón de cosas turbias. Como que una de la organización pegó un empujón a un tío de estos que pagan por su entrada, porque éste pasó por un sitio por el que no se podía pasar. Ya no solo son unos gilipollas, sino que también son agresivos XDDD. Como yo estaba en el puesto de información el tío este vino a pedir una hoja de reclamación, porque evidentemente alguien de la organización no puede ponerse agresivo, y yo en aquellos momentos, pardilla como siempre, defendí a la organización. Tampoco es que yo tuviese hojas de reclamaciones ni nada, porque solo era una voluntaria, así que el señor ese me dejó en un folio su reclamación, para que yo se lo diese a alguien de la organización. Probablemente dicha reclamación acabó en la basura.

Mi cuarta edición como voluntaria no estuvo demasiado mal, no recuerdo nada demasiado malo, salvo lo típico que pasa en todos los eventos. Algo que también me parece mal, y que pasa todos los años, es los horarios que te imponen. Se supone que si eres voluntario tienes que estar ahí desde que la Japan Weekend abre, hasta que cierra, pero no es obligatorio porque repito que eres voluntario, y si eres voluntario haces las cosas por voluntad propia, y como no te pagan te puedes ir a la hora que te de la gana. Yo aun así siempre entraba un poco antes de que abriesen para ayudar, y me iba un poco después para ayudar con el desmontaje. Cuando la Japan Weekend está terminando, el Domingo, la mayoría de voluntarios se empiezan a ir, porque al siguiente día hay que trabajar o porque tienen clases, y porque ya llevas allí más de doce horas, comiendo casi nada y trabajando sin parar y lo que te apetece es estar en casa. Pero de nuevo, muchos de la organización te van a mirar mal si te vas a la hora que te toca y no te quedas a ayudar un poco más de lo que ya has ayudado. Yo por ejemplo siempre me quedaba un rato más, a pesar de que 1. Era menor de edad y al día siguiente tenía clase, y 2. Mi padre me tenía que venir a recoger y no era plan de hacerle esperar o hacerle venir a por mí a las tantas. Porque bueno, pardilla se nace, no se hace.

Después de esta cuarta y última Japan Weekend a la que yo he ido ha habido dos más, una que tuvo lugar en Febrero de este año, y otra que fue el pasado fin de semana. Yo no he ido a ninguna de estas dos, ni como voluntaria, ni como medio de prensa, ni como persona que paga su entrada, y no porque no haya querido, sino porque no me han dejado. A pesar de las cosas malas de este evento (que son muchas), de lo mal que me han tratado en repetidas ocasiones, y de lo cansado que es, para mí es algo que merecía la pena porque adoro el mundo de Japón, ver los cosplays, las tiendas, y pasar el tiempo allí con mis amigas. Y seguramente estaréis pensando que si he seguido yendo de voluntaria todos estos años es porque así podía entrar gratis, y no, porque yo habría entrado gratis de todos modos porque tengo acreditación de prensa, ya que cuando no me la daban con el blog, la tenía por un programa de radio en el que estuve trabajando. Así que fuera de voluntaria o no, yo tenía mi entrada gratis asegurada, y aun así he ido de voluntaria todos estos años, porque me lo pasaba bien.

Entonces, ¿por qué no he ido estos dos últimos años? He enviado solicitud de prensa y de voluntariado las dos veces, y ambas me lo han denegado. Me parecía algo muy raro, o sea, ¿cómo pueden negarme ser voluntaria después de haber estado participando y ayudándolos tantos años, y más cuando no paran de quejarse de que hay muy pocos voluntarios? Y también me negaban el pase de prensa por, y cito textualmente lo que me dijeron "No se cumplen con los criterios establecidos en las condiciones (interés para el evento, calidad periodística del medio, alcance, cobertura de eventos anteriores...)". Descartaba lo de interés para el evento porque es evidente que tengo mucho interés, descartaba lo del alcance porque mi blog tiene más de un millón de visitas, descartaba lo de cobertura de eventos anteriores porque he hablado de ellos en mi blog todos los años, así que supuse que al ser un blog no tendría "la suficiente calidad" o algo, pero me seguía pareciendo raro porque me daban pase de prensa todos los años. Al final terminé pensando que era algo personal, porque era raro que me denegasen ambas cosas dos años seguidos.

Este fin de semana, mi amiga, la que siempre va conmigo de voluntaria, ha estado en la Japan Weekend, comprando su entrada y todo eso. Yo no quise ir porque la verdad es que estaba un poco mosqueada con el tema de que no me dejasen ir y no me apetecía gastarme el dinero en ellos (además de que no tenía ni un duro xd), pero mi cabreo aumentó cuando mi amiga me mandó un audio contándome que había estado hablando con una de la organización, la que era mi jefa directa, que es la que me dijo en su día por whatsapp que me quería hacer coordinadora de información y todo eso, y esta mujer le había dicho a mi amiga que efectivamente me tenían en la lista negra y por eso me denegaban los pases de prensa y de voluntariado. ¿Por qué? Porque había hablado mal de ellos en mi blog. ¡Finalmente se sabían mi nombre! Después de tantos años ayudando a organizar, de haber hecho a mi padre hacer putas fotocopias para repartir allí, de haber organizado trivials de Harry Potter (que por cierto, tuvieron mucho éxito y fueron de las pocas actividades que no se cancelaban, y que dimos premios muy guays, pagados de mi bolsillo, que hacía que su evento de mierda fuera menos mierda), y de en general haber invertido tanto tiempo en todo su evento sin cobrar ni un duro, ellos, por fin se sabían mi nombre, porque les había hecho una mala crítica en mi blog. No se acordaron de todo lo demás que había hecho, pero de eso sí XD. Yo cuando finalmente se supieron mi nombre:




Es gracioso porque la entrada que les mosqueó fue la de mi primer año, ya que nunca más he vuelto a decir nada malo de ellos, salvo que las colas eran un caos, que la entrada era muy cara y poco más. Siempre que hacía una entrada de la Japan Weekend acababa diciendo que para mí merecía la pena ir porque me lo pasaba muy bien, pero a ellos no les gustaba que yo dijese nada malo, por muy verdad que fuese. La única entrada en la que fui un poco más dura fue la del primer año que ya os he mencionado, donde me acribillaron en los comentarios, y me dijeron que no volvería a pisar una Japan Weekend. ¡Pero eso fue a principios de 2014! XD. He ido a tres Japan Weekends más y no me han dicho nada. ¿De verdad me estaban restringiendo la entrada al evento por eso?

Ya os he dicho que además de ir como voluntaria yo iba como medio de prensa, y a mí no me gusta mentiros, si algo no me parece bien os lo voy a decir. ¿Qué pretendíais queridos organizadores de la Japan Weekend? ¿Que echara flores sobre vosotros? Joder, ya maquillaba bastante la verdad en su día, y recalcaba siempre las cosas buenas del evento y mencionaba por encima las malas. Cuando una editorial me envía un libro para que lo reseñe, ellos siempre me dicen que sea sincera, y que si no me gusta que lo diga, así que yo pensé que con la Japan Weekend esto era igual. Pero no.

Si te dan un pase de prensa para la Japan Weekend tienes que hablar bien de ellos, porque si no se van a cabrear. Compran una buena crítica a cambio de una entrada gratis, lo que pasa es que yo no lo sabía y fui sincera :(. Así que chicos, ya sabéis, si queréis entrar gratis a este evento, hacerd una entrada diciendo "La Japan Weekend es maravillosa, tiene una organización espléndida, jeje, me encanta Goku, adiós", y ellos encantados de la vida te invitarán a todos sus eventos. Pero si eres sincero como yo, asume que no te van a dejar entrar nunca más en su evento por mucho que hayas hecho por ellos.

Mi conclusión es que la Japan Weekend no solo tiene una organización pésima, dirigida por una panda de engreídos, sino que además son unos desagradecidos con los voluntarios y que son incapaces de aceptar una mala crítica. Ahora me dirijo a ellos, y es que si no queréis tener malas críticas sería mejor que os dedicaseis a hacer un evento decente. Hacéis a la gente pagar un precio desorbitado por la entrada, y aun así no podéis pagar a gente que haga de este evento algo serio, sino que tiráis de voluntarios que hacen todo el trabajo sucio y a los que además tratáis mal y no agradecéis nada, para así vosotros poder lucraros más a nuestra costa. Os pensáis que por enviar un correo electrónico diciendo "Gracias por ser voluntario, sin vosotros no sería posible" basta, y no, no basta, son palabras vacías. Si queréis agradecer a los voluntarios podríais empezar por tratarlos como a personas, y yo que sé, hacer un mínimo esfuerzo por saberos el nombre del alguno, por ejemplo. Me imagino a los de la Japan Weekend en una sala con cámaras y cada vez que salgo yo dicen: Smithers, ¿quién es esa individua?

Y ahora me dirijo a ti, querido lector que has llegado hasta esta entrada no sé cómo. No pretendo que dejes de ir a la Japan Weekend, con esta entrada lo único que buscaba era desahogarme un poco y que si estáis dudando entre ir a la Japan Weekend o a la Expomanga, definitivamente deberíais ir a la Expomanga, que es como la Japan Weekend, pero con una buena organización.

Y antes de despedirme os voy a dejar aquí todas las entradas que hecho hasta hoy de la Japan Weekend, para que veías cuál es el motivo por el cual me odian tanto, y os deis cuenta de que no es para tanto y fui super blandita con ellos xd:


¡Y eso es todo por hoy! Como siempre os recuerdo que tengo twitter, ask, goodreads, instragram y curiouscat y que me podéis encontrar en todos lados como @NeryRadioactive.
¡Muchos besos y hasta pronto!

viernes, 23 de septiembre de 2016

Crítica | Grease: Live!

¡Hola ricuras!
Hace unos días estuve viendo el nuevo musical de Grease, y como me gustó bastante he decidido traeros una crítica a ver si os animáis a verlo. ¡Espero que os guste! ^^

Título original: Grease: Live (TV)
Año: 2016
Duración: 126 min.
País: Estados Unidos
Director: Thomas Kail, Alex Rudzinski
Guión: Warren Casey, Jim Jacobs

Tras disfrutar de un romance de verano, los adolescentes Danny y Sandy se encuentran por sorpresa en Rydell High. Allí, Sandy se encontrará a la cínica Rizzo y sus Pink Ladies, mientras intenta reconquistar el corazón de Danny, que debe responder ante su grupo de amigos. Remake de "Grease".



Resulta que Grease es mi película favorita de todos los tiempos, y este remake pintaba demasiado bien, así que en cuanto tuve un hueco libre, y por recomendación de mi hermana, me senté en el sofá y me puse a verlo.

Empezar diciéndoos que Grease Live no es una película. Se trata de un evento en vivo, que se hizo el día 31 de Enero. Han mezclado de una manera muy inteligente e interesante el teatro y el cine, teniendo como resultado esto. Podréis ver un remake de la película y el musical Grease, que todos conocemos, con nuevos actores y más canciones.

La verdad es que se hace muy interesante de ver, porque está grabado en vivo, donde cualquier cosa podría pasar, sin post-producción, ni la opción de repetir una escena. Algunas partes están grabadas con público, otras sin él, algunas en exteriores, otras en interiores... todo dependiendo de lo que se requería para dicha escena, pero todo grabado de una manera excepcional que hace que no pierdas detalle.


La historia y canciones de Grease han formado parte de toda mi vida, y cualquier persona que me conozca minimamente sabe que soy una gran fan, por lo que con estaba muy fangirl con este remake, y al mismo tiempo especialmente crítica, con comentarios continuos en plan "en la película esto mola más", "John Travolta es mejor", y cosas del estilo. Y aun así la verdad es que me ha gustado muchísimo y creo que han hecho un trabajo increíble.

Hablemos un poco de las canciones, que la verdad es que por lo general me han gustado muchísimo. Tenemos todas y cada una de las que conocemos de la película, y otras nuevas, que si no me equivoco han sido compuestas expresamente para esta nueva versión. De las canciones de siempre no tengo mucho que decir, me parecen muy buenas y estos actores les han hecho justicia. Y las nuevas canciones también me han encantado, las han sabido incluir muy bien en la historia, y han conseguido que al final todos los personajes tuviesen su momento de gloria. Además creo que tiene muchísimo mérito porque todas las canciones están cantadas en directo, y suenan perfecto. Destaco la interpretación de Carly Rae Jepsen, haciendo el papel de Frenchy, con la canción All I need is an angel. Os dejo el vídeo:


Y es el momento de hablar del casting, empezando por los protagonistas. Como Sandy tenemos a Julianne Hough. Al principio estaba un tanto reticente con ella, ya que como Olivia no hay otra, pero al final me ha gustado bastante, baila increíble, también canta muy bien y me ha convencido bastante con su actuación, así que la doy un notable alto.

Como Danny tenemos a Aaron Tveit, que sintiéndolo mucho no me ha gustado. Lo cierto es que tengo a John Travolta por esta película en un pedestal, ya que fue mi primer crush de la vida, así que pusieran a quien pusieran no me iba gustar, y aun así creo que Aaron Tveit ha estado bastante flojo. Me parecía muy mayor para el papel, y no creo que tuviese una gran voz. No debería comparar, pero me es imposible, y este nuevo Danny no es nada comparado con el anterior.

Sin duda el mejor papel ha sido el de Vanessa Hudgens como Rizzo. Si estaba en escena solo podía mirarla a ella, me ha parecido increíble. Tal vez sería demasiado decir que ha superado a Stockard Channing, pero es que en el fondo lo pienso. Creo que ha sido un perfecto tributo, hasta ha imitado los gesto que acostumbraba a hacer Channing con la lengua en su papel de Rizzo. Vanessa canta perfecto, su actuación me ha parecido la mejor de todas, con sus miradas y gestos... era Rizzo en estado puro. Además ese día había muerto el padre de la actriz, Vanessa, y pese a ello consigue dejar a un lado todo eso y hacer una actuación increíble, que dedicó a su padre. Conclusión: Me ha encantado.


Carlos PenaVega interpreta a Kenickie, y creo que no me ha terminado de convencer porque no se parece en nada al actor que todos conocemos como Kenickie, y choca bastante. No creo que lo haya hecho mal, simplemente no le he prestado demasiada atención.

Y ya rápidamente termino mencionando a unos cuantos destacables, como Carly Rae Jepsen como Frenchy que me ha enamorado profundamente, Keke Palmer como Marty que ha estado bastante bien, Elle McLemore como Patty, que me ha hecho reír sin parar, Jordan Fisher como Doody, que ha sido un soplo de aire fresco para el personaje, y además contamos con algunos cameos de personajes que aparecen en la película de Grease de 1978, como Didi Conn, que hace de la camarera y tiene una escena con Carly que a mí me dio muchos feels, y Barry Pearl que hace del productor del programa. Este último detalle me ha parecido todo un plus, y algo muy bonito para los grandes fans de Grease :').

En general el casting me ha parecido de sobresaliente, han juntado a artistas increíbles, que cantan, bailan, actúan, y han hecho muchísima justicia a esta película que tanto me gusta a mí.


Creo que lo que más me ha gustado de este musical, y que le falta a la película, es el hecho de que sea un directo. Yo, que hago teatro, es algo en lo que me fijo mucho y aprecio un montón, porque sé lo difícil que es actuar en vivo, con los nervios a flor de piel, con toda la gente mirándote, sabiendo que si algo sale mal todos lo van a notar. Todos los actores lo han hecho demasiado increíble, cambiándose de vestuario enseguida, yendo de un escenario a otro, con unas voces increíbles en directo... No sé, me he quedado bastante flipada. Yo quiero ser así de mayor xd.

Así que en definitiva y ya para terminar Grease Live es un espectáculo increíble, que si os gustan los musicales, o la película de Grease, debéis de ver sí o sí, porque os va a enamorar tanto como a mí. Yo lo he visto en Yomvi, que está subido completo con subtítulos, pero seguramente también lo podáis encontrar en internet de forma gratuita. ¡Así que no me pongáis excusas y vedlo!

¡Y eso sería todo por hoy! Espero que os haya gustado mucho y como siempre os recuerdo que tengo twitter, ask, goodreads, instragram y curiouscat y que me podéis encontrar en todos lados como @NeryRadioactive.
¡Muchos besos y hasta pronto!

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Reseña de El destello | James Dashner.

¡Hola ricuras!
Sí, sé que parece mentira, pero no lo es, va en serio... ¡Hoy os traigo una reseña a un libro! *aplausos, y gritos fangirls*. Tranquilizaros todos. Puede que lo próximo sea otra crítica a una película, así que disfrutemos el momento. Espero que os guste, ¡y empezamos!

Advertencia: Esta reseña puede contener spoilers de El corredor del laberinto.

Título original: The Kill Order
Autor: James Dashner
Páginas: 458
Editorial: Nocturna

ASÍ ES CÓMO LA VIDA DE MARK EMPEZÓ A DESMORONARSE:
PRIMERO, fueron las erupciones solares, que mataron a millones de personas, entre ellas a su hermana.
SEGUNDO, las inundaciones, escasez de alimentos y un calor insoportable.
TERCERO, los supervivientes resolvieron salvarse... a toda costa.
CUARTO, ahora un virus ha empezado a propagarse. Nadie sabe sus orígenes ni el remedio, sólo que produce la locura y cosas peores. Ya le han puesto nombre. Lo llaman EL DESTELLO.

Aunque sabía que no lo iría, la chica habló dentro de su mente.
Estamos haciendo lo correcto, Thomas. Nos vemos al otro lado.
Los hombres se inclinaron, bajaron a Thomas por los brazos todo lo que pudieron y dejaron caer el resto. Teresa oyó el golpe del cuerpo al chocar contra el frío acero del suelo en el interior. Era su mejor amigo.
Se dio la vuelta y se alejó. Detrás de ella se oyó el sonido inconfundible del metal deslizándose por el metal y, después, un gran estruendo cuando las puertas de la Caja se cerraron de golpe. Sellaban el destino de Thomas, fuera cual fuese.

Este es de esos típicos libros que tenía muchas ganas de leer pero que por algún motivo (probablemente pereza, aunque a mí me gusta llamarla "falta de tiempo") nunca leía. Yo soy una gran fan de la trilogía de El corredor del laberinto, y no podía aguantar más sin leer su precuela, así que este verano he dicho "O lo leo ahora o me mato", y como no quería morir, lo leí.

El destello nos cuenta la historia anterior al laberinto, como comenzó la epidemia del Destello, nos habla un poco de los inicios de CRUEL y de nuestros protagonistas. Todo esto a través de los ojos de Mark, un chico normal que vivió el comienzo del destello, perdió a toda su familia, y ahora debe sobrevivir con Trina, su mejor amiga/novia (no lo tengo claro xd), y toda la gente nueva que ha conocido.

De buenas a primeras detesté profundamente que la historia estuviese contada por medio de nuevos personajes. Yo no quería nuevos personajes, yo quería a Thomas, Newt, Minho, e incluso a Teresa, a pesar de que no es un personaje que me caiga demasiado bien. En mi mente había creado unas expectativas acerca de la historia muy altas, y pensé que toda la acción del libro se centraría en cómo Thomas entró en cruel, como conoció a Teresa, como perdieron a su familia, y todas esas cosas que nunca llegamos a saber en los otros tres libros porque el maldito Thomas no recordaba nada. Pero estos personajes solo aparecen en el prólogo y el epilogo.

Este libro nos cuenta la vida de Mark. A grandes rasgos lo único que pasa en el libro es que Mark y un tal Alec, pierden a Trina y otras chicas que van con ellas, y las tienen que encontrar mientras se enfrentan a algunos raros de vez en cuando, y poco más. Me ha parecido aburrido a más no poder, este libro me ha creado una crisis lectora inmensa, se me hacía cuesta arriba, me tenía que obligar a leer, era incapaz de terminarlo >.<. He sufrido mucho.


Está cargado de acción, capítulos de huidas, luchas y disparos unos tras otro. Esto puede parecer guay, pero todos sabemos que leer escenas de acción no es demasiado guay, y que esto triunfa mucho en el cine pero no en la literatura. Se acaba haciendo pesado, yo quería que los personajes interactuasen o algo, pero no, solo había peleas y más peleas.

Hablemos un poco de los personajes, empezando como no por Mark, que es el protagonista. Me ha parecido un personaje soso, no me ha trasmitido nada. No era divertido, no era interesante, no tenía absolutamente nada... ¿Por qué eres el protagonista de un libro, Mark? No lo entiendo. Y es que no podía parar de compararle con Thomas, que era divertido, era inteligente, interesante, carismático... Jdr, Thomas, te echo de menos T____T. Conclusión: Mark no me ha gustado.

Y seguimos con Alec, que sería el segundo personaje que más sale. Es un hombre que antes era soldado, por lo que su función en el libro es ser un tío duro y salvar a todos los personajes. Es un personaje aburrido, o a mí al menos me ha dado mucha pereza.

Esperaba en este libro una relación de amistad tan genial como lo era la que tenían Newt, Minho y Thomas, que es de mis favoritas en el mundo de la literatura, porque es bien sabido que a James Dashner se le da de puto culo escribir historias de amor, pero en lo de la amistad es todo un experto, y aun así en este libro no nos ha dado una bonita relación de amistad de las suyas. Lo más parecido es efectivamente lo que tienen Alec y Mark, pero tienen mucha diferencia de edad, y a mí en general su relación me ha parecido sosa. Parecen más un tío y su sobrino, en lugar de mejores amigos.

Otro personaje medio importante es Trina, aunque realmente no la llegamos a conocer muy bien, porque sale muy poco, y en mi opinión se ha quedado en un personaje plano. Entre ella y Mark surge un intento de historia de amor, pero que a mí no me ha convencido nada.

Y por último hablaros de Deedee, que es una niña pequeña que se une a este grupo. De nuevo no la llegamos a conocer mucho, y su personaje se queda en la típica niña adorable que se supone que te tiene que dar ternura o algo así.


En general los personajes me han fallado muchísimo, ninguno me ha gustado verdaderamente, y además las relaciones entre ellos no me han transmitido nada. No había feeling entre ellos, ninguno era carismático, ni gracioso, ni medianamente interesante. Toda una decepción si comparamos con los fantásticos personajes a los que nos tiene acostumbrados Dashner.

Tal vez, al ser un autor que me gusta bastante, y al ser una gran fan del corredor del laberinto, tenía unas expectativas muy altas puestas sobre esta precuela, y por ello la decepción ha sido aun mayor.

Pero bueno, no todo es malo, el epilogo me cerró un poco la boca y me encantó. Era un final que me olía, aunque no de esa manera exactamente. Pese a que podía ser un poco predecible me gustó muchísimo, todo el epilogo es perfección absoluta. Si tuviese que puntuar solo ese último capítulo le pondría un sobresaliente sin dudarlo, porque a mí me dio muchos feels.

Así que en conclusión El destello es un libro lento, aburrido, que no aporta mucho a la trilogía y que me ha decepcionado a más no poder. El final es muy muy bueno, pero aun así no sé si compensa las 400 páginas de aburrimiento para unas cuantas que de verdad están bien. ¿Os lo recomiendo? Si os gustó la trilogía y tenéis curiosidad, sí, pero no vayáis con demasiadas expectativas.


¡Y eso es todo! Tal vez la próxima entrada sea una crítica a una especie de película que he visto hace poco y que me ha molado xddd. Intentaré meter algo de por medio, pero de nuevo, no prometo nada. Os recuerdo que tengo twitter, ask, instagram, curiouscat y goodreads y que en todos lados me llamo @NeryRadioactive, ¡así que dadme amor por mis redes sociales!
¡Muchos besos y hasta pronto! 

sábado, 17 de septiembre de 2016

Cine para Chicas & Maricas | Marica tú | Chicas malas.

¡Hola ricuras!
Sí, sé lo que estáis pensando: ¿Otra crítica a una película? Sí, pero no, esta entrada es un poco más especial y tenía una necesidad imperiosa de hacerla. Os prometo que la próxima entrada no hablará de cine, y si lo hace prometo cambiar el nombre del blog a Flota con una película, o algo así. ¡Y empezamos!

Resulta que el pasado jueves 15 estuve en un evento llamado "Cine para chicas&maricas". Me enteré de su existencia por twitter, y yo, que siempre he soñado con ser una chica o marica, pero me he quedado a mitad de camino entre una y otra, supe que debía estar ahí, con mi querida @Dessi_1025, que era la perfecta acompañante, porque además de ser una chica, escribe libros de maricas. Así que me hice con unas entradas, ¡y allá que fui!

El evento tenía lugar en el cine de la prensa, que está en Callao, y que es conocido por tener unas taquilleras de lo más bordes, pero a pesar de mi fobia a enfrentarme a ellas, que llevo arrastrando ya todo un año, allí estuve, puntual a las siete y media, que empezaba el asunto.

Nada más entrar nos encontramos con los organizadores Julián Almazán y Jimina Sabadú, que nos entregaron un papel que nos explicaba qué íbamos a ver, en este caso Marica tú y Chicas malas, y nos hicieron unas hermosas fotos en un photocall, que prefiero no ver porque ese día llevaba mi sudadera de "me quiero morir", que es muy cómoda, pero no muy bonita. Además en ese mismo papel había un número escrito que más tarde nos serviría para participar en un sorteo.

Un detalle que amé profundamente es que en las butacas del cine pusieron papeles con las "tribus urbanas" por llamarlas de alguna forma, que se mencionan en la película Chicas malas. Te tenías que sentar donde te sintieras más identificado, al igual que en la película, que en el comedor se sentaban todos con su grupo. Había colgados, cachas, novatos, las mejores personas que conocerás en tu vida, asiáticos guays, y un largo etc. Estaban los mismos que en la película. Yo, obviamente, que mi goals en esta vida es ser Regina George, me senté en Divinas. He aquí unas cuantas fotos cutres sacadas con mi móvil.


La primera película que nos pusieron fue Marica tú, que es un mediometraje basado en un cómic con el mismo título. El día día 15 fue su estreno en primicia, y allí estaban todos los actores. La película nació como un proyecto universitario, al que se fueron sumando más y más profesionales y el resultado fue este. La verdad es que a mí me gustó bastante, me reí mucho, me parecieron personajes super realistas, y además tenía escenas sexys. Me declaro shipper de Carlos y Julián. Os dejo el trailer para que os pique la curiosidad y la veáis.


Entre película y película se hizo el sorteo. Sortearon unas bolsas con un palo selfie, una gorra, una botella chachi, y cosas así en plan, me voy de excursión. Y luego otras que traían unos cómics, unos fanzines... No me tocó nada, así que no me acuerdo bien. También tiraron chocolatinas al publico, eran huesitos, lo sé porque los que tenía en frente cogieron muchas, yo tampoco cogí nada, porque mis facultades de catcher son nulas.

Todo fue muy interactivo y guay. Destaco el momento épico en el que nos pidieron que todos cerrásemos los ojos y que levantásemos la mano si alguna vez no habían llamado puta, los abrimos y todos la habían levantado, Después, con los ojos cerrados de nuevo, nos preguntaron si habíamos llamado alguna vez puta a alguien, y cuando los abrimos todos teníamos las manos levantadas. Al puro estilo Chicas malas de nuevo. Todo fue un continuo tributo a la película, y yo, que soy muy fan, me moría de fangirleo.


Antes de empezar la película nos pidieron que hiciésemos una serie de cosas mientras la veíamos, para hacerlo más divertido. Cuando Regina se ponía a hacer maldades teníamos que hacer sonido de serpiente (casi toda la película), cuando Regina descubría que las barritas energéticas engordaban teníamos que gritar como ella, cuando los personajes imitaban animales teníamos que hacer lo mismo (nadie lo hizo), cuando había una infiltrada teníamos que gritar "¡ESA NI SI QUIERA ESTUDIA AQUÍ!" y así otras cosas. En la escena en la que Cady parte la corona en trozos y la reparte, partieron una corona de plástico en trocitos y la tiraron al público, y, ¿adivináis quién no cogió nada? ¡Sí, yo! Aun así fue muy guay.



A mí en lo personal Chicas malas es una película que me encanta, una de mis favoritas de la vida, así que me hizo mucha ilusión verla en el cine de esta manera tan guay. Si por algún casual de los casuales no habéis visto Chicas malas os dejo aquí el trailer, porque DEBÉIS VERLA.


Este evento de cine para chicas y maricas se va a hacer mensualmente, con otras películas evidentemente, así que estaros atentos a sus redes sociales, porque la cosa promete. Yo me lo pasé muy muy bien, así que os recomiendo infinitamente ir. Os dejo aquí sus redes sociales:


¡Y eso es todo por hoy! Espero que os haya gustado mucho y prometo que la próxima entrada será una reseña >.<. ¡No veré más películas si es necesario! En fin, que os recuerdo que tengo twitter, ask, curiouscat, instagram y goodreads y que en todos lados me llamo @NeryRadioactive, ¡así que seguidme!
¡Muchos besos y hasta pronto!

jueves, 15 de septiembre de 2016

Crítica de cine | Yo, él y Raquel | SWP.

¡Hola ricuras!
Hoy os traigo otra crítica a una película, porque mi imaginación tiene sus límites, y porque era eso o un booktag. Espero que os guste mucho y todas esas cosas. ¡Empezamos!


Título original: Me and Earl and the Dying Girl
Año: 2015
Duración: 105 min
País: Estados Unidos
Director: Alfonso Gomez-Rejon
Guión: Jesse Andrews

Greg pasa el último año del instituto de la forma más anónima posible, evitando todo tipo de relaciones, mientras en secreto hace extrañas películas con su único amigo. Esta situación cambiará cuando su madre le obliga a hacerse amigo de una compañera de clase con leucemia.



Como algunos sabréis hace poco estuve leyendo Un final para Rachel, libro en el cual se basa esta película, así que pensé que tocaba darle una oportunidad al filme y aquí os traigo mi crítica.

Yo, él y Raquel nos narra la historia de Greg, Earl y Rachel. Greg, nuestro protagonista, es un chico que intenta llevarse bien con todo el mundo en el instituto, sin llegar a implicarse demasiado con nadie, su único amigo es Earl, con el cual se dedica a grabar películas por las tardes. La vida de estos personajes cambia, cuando la madre de Greg informa a éste de que Rachel, una compañera de instituto, tiene cáncer, y obliga a su hijo a pasar tiempo con ella.

Es la típica historia que bien podría ser comparada con Bajo la misma estrella, pero la verdad es que no tienen nada que ver. Coinciden en lo de que son adolescentes y alguien tiene cáncer, pero el resto es distinto. Algo que me gusta, tanto de la película como del libro, es que nos plantean este tipo de historia tan tópica de una manera muy diferente y en mi opinión, más realista.


Aunque creáis que sí no estamos ante una historia de amor, y ese es el primer punto que marca la diferencia entre esta historia y el resto de las muchas que hay de adolescentes con cáncer. Más bien nos cuentan una historia de amistad, y de conocerse a uno mismo, en esta etapa de la adolescencia, a punto de terminar el instituto, que todos sabemos que es taaaan complicada.

Respecto a los cambios del libro a la película la verdad es que ha habido unos cuantos, sobre todo en el final, que en la película han decidido darle un enfoque más comercial e idílico que deje al espectador con mejor sabor de boca. A mí en lo personal los cambios me han dado un poco igual, no ha habido ninguno que me haya chirriado. No han sido cambios ni para mejor ni para peor, me han dejado un poco igual.

Hablemos un poco del casting y personajes, empezando con Greg, que lo interpreta Thomas Mann. No hay un motivo concreto, pero debo confesar que no me ha terminado de convencer y no consigo saber por qué. No lo ha hecho mal, pero supongo que no me ha convencido porque no era el Greg que yo tenía en mi mente cuando leí el libro.

Earl es interpretado por RJ Cyler, que me ha gustado bastante. Earl es un personaje que me hace bastante gracia y Cyler ha sabido representarlo y convencerme. Le doy mi aprobado.


Olivia Cooke como Rachel ha sido toda una sorpresa porque me ha encantado. Creo que es el personaje que más cambia del libro a la película. En la reseña de la novela os comenté que Rachel era un personaje que pasaba bastante desapercibido, pero siento que en la película le han dado más importancia, y si a eso le sumas que Olivia ha hecho un papel genial y que me parece super mona, solo tenía ojos para ella.

Hablaros también de la madre de Rachel, que interpreta Molly Shannon. Este personaje me ha parecido terrible, porque por algún extraño motivo han decidido que en la película sea una zumbada, cuando en el libro era una mujer normal. Le restaba mucho realismo a la historia, le sumaba mucha absurdidad y yo no entendía nada. Creo que este personaje pretendía ser gracioso, pero conmigo no ha funcionado.

Por último debo mencionar a Nick Offerman haciendo el papel de padre de Greg. Simplemente me ha encantado. Era un personaje que me hacía mucha gracia en el libro y en la película más de lo mismo. Me mola.


En general el casting me ha gustado bastante, algunos personajes los han mejorado y todo, así que estoy contenta. Por cierto, quiero hacer un inciso para que reflexionemos por qué la película se llama Yo, él y Raquel, cuando luego a "Raquel" la llaman Rachel. ¿No debería haberse llamado Yo, él y Rachel? ¿Por qué traducen el título pero no el doblaje? Esta incertidumbre me quita el sueño.

El soundtrack de la película me ha gustado bastante, sin ir más lejos la canción del trailer que os he dejado arriba me parece genial, con muy buen rollo y todo eso. ¿Qué opináis vosotros?

¿Me ha gustado más el libro o la película? Me quedo con el libro. La película está entretenida, pero no me ha dejado huella. Además la vi mientras miraba whatsapp porque estaba habiendo drama por un grupo, y si la película hubiese sido lo suficientemente buena, el drama de whatsapp me habría dado igual.

Y en general y ya para terminar Yo, él y Raquel me parece una adaptación buena, pero no será una película que recuerde después de unos años y quiera volver a bien. Está guay para un domingo de lluvia aburrido en el que no tengas nada mejor que hacer.

¡Y eso es todo por hoy! Intentaré que la próxima entrada no sea una crítica a una película, pero no prometo nada. Os recuerdo que tengo twitter, instagram, ask, curiouscat y goodreads, y que en todos lados me llamo @NeryRadioactive, así que seguidme y queredme mucho.
¡Muchos besos y hasta pronto!

domingo, 11 de septiembre de 2016

Crítica de cine | No respires | SWP.

¡Hola ricuras!
Os pregunté por twitter si queríais que os trajera una crítica a esta película, y contra todo pronóstico, ganó que sí. ¡Así que espero que os guste mucho!


Título original: Don't Breathe
Año: 2016
Duración: 88 min.
País: Estados Unidos
Director: Fede Álvarez
Guión: Fede Álvarez, Rodo Sayagues

Unos jóvenes ladrones creen haber encontrado la oportunidad de cometer el robo perfecto. Su objetivo será un ciego solitario, poseedor de millones de dólares ocultos. Pero tan pronto como entran en su casa serán conscientes de su error, pues se encontrarán atrapados y luchando por sobrevivir contra un psicópata con sus propios y temibles secretos.


Seguramente no habré sido la única que ha ido recientemente al cine, con ganas de una película de terror, y se ha encontrado ante este dilema; ¿No respires o Nunca apagues la luz? Y yo, que paso de gastarme el dinero en una película que no me va a gustar hice una investigación exhaustiva para saber cuál era mejor, que consistió en preguntar a mi hermana y leer una crítica en internet. Finalmente me decanté por ver No respires, y creo que he acertado.

Nos cuenta la historia de un grupo de jóvenes, Rocky, Money y Alex. Rocky, la chica del grupo, debido a una mala situación familiar se ve con necesidad de dinero para mudarse con su hermana pequeña, y Alex, cuyo padre es el dueño de una empresa de alarmas antirobo, tiene acceso a desactivar cualquiera. Es por ello que deciden robar en la casa de un hombre ciego, con él dentro, que parece ocultar toda una fortuna.


Estamos ante una premisa que según yo es bastante simple pero muy muy interesante. Esta película se cataloga como "cine de terror", aunque a mí en lo personal no me ha dado esa sensación, y diría que es más bien de suspense. Tenemos sustos, un poco de sangre, y si la ves el cine lo vas a pasar un poco mal, pero al menos no es de esas películas que después no te dejan dormir por la noche, y eso para mí es algo muy positivo, porque me gusta dormir.

Me pasé los 88 minutos del filme con una tensión palpable, un poco de miedo, y hasta frustración y agobio en ciertas escenas. Me ha hecho recordar a aquellos momentos de mi infancia jugando a tinieblas o a la gallinita ciega, y es que en No respires nos presentan la versión hardcore de estos juegos. El ciego se dedica a seguir a los protagonistas por la casa, sin saber que muchas veces los tiene a centímetros de distancia. Los personajes tenían que contener la respiración y no hacer ni el más mínimo ruido para salir de allí vivos, y yo estaba tan jodidamente tensa y metida en la película que a veces deseaba que la banda sonora dejara de hacer ruido no vaya a ser que el ciego les pillase... literal xd.


Ahora hablaré un poco de esas cosas técnicas de las cuales no tengo ni puta idea, pero haremos como que sí. Creo que la ambientación es fantástica, y como con juegos de cámaras nos van enseñando toda la casa para que nos familiaricemos con el lugar donde tendrá acción toda la película. Las luces, sonido, todo... Ya sabéis, no tengo ni puta idea de lo que estoy hablando, pero yo creo que ha estado bastante guay, ¿no?

Hablemos un poco de los actores, empezando con mi querida Jane Levy que da vida a Rocky. Yo tengo un crush muy serio con esta actriz, así que pienso que lo ha hecho perfecto. La conoceréis por salir en Posesión infernal, o por ser la magnífica Mandy en la primera temporada de Shameless (luego la cambiaron por Emma Greenwell esperando que nos nos diéramos cuenta pero TODOS lo notamos ¬¬). En fin, que es una actriz que me encanta y que hizo un muy buen papel.

Dylan Minnette interpreta a Alex, y me pasé toda la película pensando en que me sonaba de algo, y ahora, tras consultar con wikipedia he deducido que me puede sonar de cualquier cosa porque este muchacho ha salido en todas las series del universo. En fin, que me ha gustado su papel, me daban muchas ganas de abrazarle, y sacarle de esa casa con vida. Me ha gustado.


Finalmente quiero hablar del señor ciego, cuyo personaje no tiene nombre, pero lo interpreta Stephen Lang, que al parecer sale en Avatar pero yo no lo recuerdo. Hacer de ciego sin ser ciego es bastante difícil, y a este hombre me lo he creído totalmente. De todos creo que es el que mejor papel ha hecho, porque le he odiado y hasta me ha dado asco, y si logras eso en un personaje es que lo has hecho muy muy bien.

En general creo que ha sido una buena elección de casting, y sé de lo que hablo, porque soy actriz (<---yo intentando compensar mi falta de conocimientos de cosas técnicas de cine). Me los he creído bastante a todos, y he sufrido bastante con ellos.


El final de la película ha estado bastante bien. Tiene muy buen ritmo, te mantiene expectante y alerta todo el tiempo. Justo cuando crees que se van a salvar resulta que no, y justo cuando crees que ya van a morir todos también resulta que no. Es una montaña rusa continua, no te daban ni un descanso.

Esta es una de esas películas que si la ves en el cine mejor, así que os recomiendo mucho y muy fuerte que vayáis a verla, porque merece la pena. ¡Así que hacedlo!

Y en definitiva y ya para terminar No respires es una película de suspense, que te hará pasar una tarde de cine entretenida, sufrir como si tú mismo estuvieras dentro de la película, y hasta contener la respiración. ¿Os la recomiendo? Mucho.

¡Y eso es todo por hoy! Ya sabéis que tengo twitter, instagram, ask, curiouscat y goodreads y que en todos lados me llamo @NeryRadioactive. ¡Así que seguidme!
¡Muchos besos y hasta pronto!