viernes, 7 de febrero de 2014

Reseña de El Ladrón Mago. Sarah Prineas.

¡Hola ricuras!
Hoy he terminado de leer El ladrón mago, de Sarah Prineas, y aquí os traigo la reseña :)


Un ladrón tiene mucho de mago. Yo soy rápido con las manos. Y puedo hacer desaparecer cosas. Pero un día se me ocurrió robarle al mago su locus magicalicus y el que estuvo a punto de desaparecer para siempre fui yo.


Fragmento del libro:
Kerrn y el guardia de la barba de tres días, de nombre Farn, se turnaron para hacerme preguntas. Las mismas preguntas una y otra vez, durante horas. Yo les decía la verdad y ellos no me creían. En realidad, me daba igual, porque finalmente había encontrado mi locus magicalicus.
—Es verdad que soy mago —les decía, y Nevery no tardaría en llegar, y en cuanto aclarara las cosas me devolverían mi locus magicalicus y podría irme a casa, a Heartsease. Iría a la academia, Brumbee estaría encantado, Dama ronronearía, Benet haría bollos y Rowan y yo volveríamos a ser amigos.
—No quiero oír hablar otra vez de esos condenados bollos —le dijo Farn a Kerrn—. No conseguiremos sonsacarle nada más, capitana. Será mejor que hagamos venir a ese tal maestro Nevery.
Kerrn asintió.
—Sácale la ganzúa del cuello de la camisa, Farn, y quédate con él por si las moscas. —Salió de la celda a grandes zancadas y cerró con un portazo.
Al principio, el guardia no abrió la boca, pero una vez que le hube explicado cómo encontrar la ganzúa que llevaba cosida dentro del cuello de la camisa, se volvió más hablador. Cuando le pregunté cuánto tiempo llevaba en la celda, me dijo que un día y medio. Me contó que, efectivamente, se requería una estatura mínima para ser guardia del palacio. También que el castigo por intentar matar a la duquesa era la horca, pero yo le expliqué que no había intentado matar a la duquesa y que no estaba preocupado. Me dijo que debería estarlo.
Al rato empecé a notarme muy débil. Llevaba días sin comer y sin dormir. Me descubrí hablando de los bollos de Benet, una vez más.
—¡Está bien! —espetó Farn—. Te traeré algo de comer. —Se levantó y se encaminó a la puerta—. Lo que sea con tal de que te calles.
Así que se marchó. En cuanto la puerta se hubo cerrado, deslicé mis manos esposadas por debajo de los pies y, cuando las tuve delante, examiné detenidamente las esposas. La cerradura era un simple pistón retorcido; tenía la herramienta justa. Palpé los dobladillos del pantalón, donde tenía escondida otra ganzúa. Tras darle la forma adecuada, forcé la cerradura y me quité las esposas. Después me desaté los pies. Fui hasta la puerta y pegué la oreja. No me pareció que hubiera nadie vigilando fuera. La puerta no me dio más trabajo que las esposas, tan solo un suave ajuste y la cerradura cedió al instante. Había llegado la hora de recuperar mi locus magicalicus. Ahora me estaba llamando con mayor insistencia; sabía que me hallaba cerca y quería que fuera a buscarla.
Abrí la puerta con sigilo y asomé la cabeza. El guardia Farn estaba de pie en la habitación contigua, con una bandeja de comida y una jarra de agua en las manos, mirando por encima de su hombro a la capitana Kerrn, que en ese momento estaba entrando por una puerta arqueada. Seguida de Benet y…
—¡Hola, Nevery! —exclamé, abriendo la puerta de par en par y saliendo de la celda.
Nevery me miró con exasperación —conocía bien esa mirada—, pero, antes de que pudiera hablar, a Farn se le cayó la bandeja al suelo y la capitana Kerrn cruzó la habitación a grandes zancadas, me agarró por el cogote, me arrastró de nuevo hasta la celda y me esposó las manos por delante. Acto seguido, me sentó bruscamente en la silla y me clavó una mirada feroz.
Nevery se acercó a la puerta con Benet, que se alzaba imponente detrás de él mirando con ferocidad. Aunque por una vez no me miraba a mí, sino a Kerrn.
—Sabía que vendría, Nevery —dije. Empecé a levantarme pero Kerrn me aplastó contra la silla.
—Siéntate —gruñó.
Sonreí a Nevery.
—Ellos decían que no vendría, pero yo les decía que sí. «Mi preceptor vendrá y me sacará de aquí», decía.
—Ah, conque ahora soy tu preceptor. —Se volvió hacia Kerrn—. Es mi aprendiz, capitana. Quítele las esposas.
—Nevery, me han arrestado porque intenté robar la gema del collar de la duquesa…
—Silencio, chico. —Nevery señaló las esposas—. ¿A qué espera?— dijo a la capitana—. Quíteselas.
Kerrn negó con la cabeza.
—No se las quitaré sin una orden de la duquesa.
—Nevery —lo interrumpí—, creo que no debería sacarme de aquí, porque si lo hace, intentaré robarla de nuevo. Sé que no debería, pero lo haré, estoy seguro.
—¿Qué te ocurre, muchacho? —preguntó Nevery. Me estudió con expresión ceñuda—. Estás muy parlanchín.
—Es el flíster —explicó la capitana Kerrn.
—Hace que la gente diga todo el rato la verdad —dije.
—Hum —dijo Nevery—. De modo que te han dado flíster. Menudo desperdicio.
—¿Por qué dice eso? —pregunté.
—Porque tú dices siempre la verdad.
—No es cierto, Nevery. Yo le miento todo el rato.
—Silencio, muchacho. —Se dio la vuelta hacia Benet—. Ve a ver por qué tarda tanto Brumbee.
—Sí, señor. —Benet se detuvo un momento y me miró—. ¿Estás bien?
—Sí —dije—. Me alegro mucho de verte, Benet.
—No le escuches —intervino Nevery—. Y vete de una vez.
—Nevery —dije—, le he mentido.
—¿En serio? ¿Cuándo? Puede que pensar en ello te mantenga calladito un rato. —Señaló la puerta y le lanzó un grito a Benet—: ¡A qué esperas!

Benet se marchó. Después de mirarme fugazmente, Nevery se apoyó en su bastón y contempló fijamente el suelo. La capitana bloqueó la puerta. Intenté pensar en las veces que había mentido a Nevery. Y no me vino ninguna a la cabeza. En Crepúsculo había sido ladrón, lo que conlleva, básicamente, ser un mentiroso. Pero desde que estaba con Nevery, aunque había cosas que no le había contado, jamás le había mentido. Porque, sencillamente, no había necesitado hacerlo.

Mi opinión:
Había leído críticas buenísimas a este libro, y lo cierto es me imaginaba que sería una mezcla entre Harry Potter y El nombre del viento, pero para nada.
La verdad es que me ha decepcionado un poco, porque me imaginaba algo genial, y al final ha sido simplemente entretenido.

La historia se centra en Conn, él es un ladrón huérfano que vive en la calle, y sobrevive de lo que encuentra. Un día se dispone a robar a un hombre que pasa por la calle, Nevery, desliza la mano en su bolsillo, coge algo, y huye de allí rápidamente. Cuando abre la mano para descubrir que es lo que ha robado se encuentra con que es una simple piedra, o eso parece al principio. Esa piedra es la Locus Magicalus de Nevery (una Locus Magicalus es algo así como una varita, osea lo que les permite hacer magia). Cuando Nevery se da cuenta de que le falta su Locus Magicalus retrocede y encuentra a Conn con ella, en seguida Nevery se siente interesado por él, porque en teoría cuando tocas la Locus Magicalus de alguien mueres, cosa que no pasó con Conn. Así que Nevery decide admitir a Conn como su aprendiz.
Por otro lado el nivel de magia de Wellmet está bajando estrepitosamente, cosa que puede provocar que la ciudad perezca, y es Nevery quien tiene que descubrir porque está pasando esto.
Mientras Conn iniciará la búsqueda de su Locus Magicalus para así convertirse en mago.

La historia en si me ha parecido buena. Es difícil hacer un libro de magos que acaban yendo a una escuela de magia (porque Conn va a una escuela de magia) sin caer en lo repetitivo, pero no ha pasado, y la historia es bastante original, pero opino la trama podía haberse dado mucho más de si, para ser más interesante.
Es por eso que a lo mejor es un libro considerado más infantil, ya que me ha parecido una historia un poco plana.

Y lo mismo me ha pasado con los personajes, no hay ninguno que de verdad me haya enamorado, encantado, o lo que sea.
Conn, el protagonista, me ha parecido aburrido la mayoría del tiempo. Para mi los personajes protagonistas tienen que ser geniales, si o si, porque si no te gusta el protagonista de la historia mal vamos. No es que le haya odiado, ni me haya caído mal... Es solo que lo esperaba mejor.
Nevery, el maestro de Conn, es un hombre gruñón, cascarrabias, y todas esas cosas. Él ni me ha gustado ni me ha disgustado, me ha sido bastante indiferente.
Luego tenemos a Benet, el criado (por llamarlo de alguna forma) de Nevery. Este personajes es como un poco rollo "matón", pero sin nada de matón. Le encanta cocinar, coser, limpiar y ese tipo de cosas, lo cual no va para nada con su aspecto, y me ha gustado bastante por que es original.
También tenemos a Keeston, al principio parece que este personajes será el archienemigo de Conn (como lo es Draco de Harry y Ambrose y Kvothe), pero luego resulta que no, cosa también chachi, porque no cae en el tópico.
Pero por lo general todos los personajes me han parecido muy planos. Me habría gustado que nos dejasen conocer mejor a Conn, por ejemplo, y que hubiese habido una introducción al libro de su vida en las calles, cosa que no pasa.

Algo que me ha gustado es la edición del libro, y todos esos pequeño detalles que tiene que a mi personalmente me parecen muy guays.
Por ejemplo, en este libro hay un idioma con runas, y al final te viene un abecedario para que también puedas escribir con runas.
También al final de cada capítulo te viene una carta, o una especie de diario escrito por Nevery, y al final de la carta un mensaje escrito en runas por Conn (en la versión pdf que os he dejado para descargar viene la traducción de las runas).
Al principio de cada capítulo tenemos una ilustración de algún personaje, cosa que es posible que sea lo que menos me ha gustado ya que te condiciona un poco a como tienes que imaginarte a los personajes, y a mi me gusta imaginarme a todos como me salga de las narices >.<
Y también al final del libro viene la receta de los bollos que preparan Benet y Conn, ¡y eso me ha parecido muy akdshkfhsdkjs! Yo hice los bollos de Benet, y la vedad es que no estaban mal, hehe.

Bueno, en general el libro me ha parecido entretenido, no llega para nada al nivel de Harry Potter y El nombre del viento, pero es entretenido... Si este libro fuese una lechuga yo diría "Esa lechuga estaba muy poco fresca para lo fresca que debería de estar, y era muy poco verde para lo verdes que son las lechugas" XDDDDDDDDDDDDDDDDDD. Lo siento por esta mierda de metáfora, ¡pero tiene una explicación!

Como puntuación final le voy a dar tres monitos felices.


Y nada más que decir :) Ya sabéis que tenéis mi ask a la derecha para cualquier duda, además de mi twitter (@NeryRadioactive), y los comentarios de abajo que reviso y respondo cada día.
También os agradecería mucho que si se cae el link de descargar me aviséis por cualquiera de las anteriores mencionadas y lo arreglaré enseguida ^^
¡Muchos besos y hasta pronto!

13 comentarios:

  1. ¡Muy buena reseña! Me encantan todas tus reseñas en si. Visito tu blog diariamente y la verdad es que ¡me requeteencanta! xD Se nota que le pones mucho empeño, yo solamente estoy empezando y la verdad que no le llega a este ni a los pies, pero es lo que hay. ¡Felicidades por tan chachipiruli trabajo! (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! :D A mi me ha costado bastante llegar hasta donde estoy ahora, y aun me queda mucho camino, pero me alegra mucho ver que hay gente a la que le gusta y me lee a diario ^^
      Eres encantadora, en serio, sigue así ¡Un besazo enorme! ♥

      Eliminar
    2. Me encanta tu reseña, ¿Me puedes hacer el favor de mandarme el link para descargarlo?

      Eliminar
    3. Si me sigues en el blog te envío yo misma el libro por correo ^^

      Eliminar
  2. Justamente necesito este libro y me gusta mucho como te expresas en tus reseñas, si es posible podrías darme permiso en Google drive?
    Mudas gracia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! :)
      Perdona, era un fallo XD, en teoría ya está arreglado y se debería descargar sin problemas ^^
      Un beso.

      Eliminar
  3. Disculpa, necesito leer este libro, pero no lo puedo descargar :c me harias un gran favor si me ayudas, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me sigues en el blog, y me dejas tu correo, te lo envío en seguida :)

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Ya te sigo :D creo haha no uso mucho esto, mi correo es Karenmashtt@gmail.com Graciaaaas!

    ResponderEliminar
  5. hola. Me gustaria leer el ladron mago.
    mi correo es vromero2503@yahoo.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :)

      No me aparece que seas seguidora del blog. Envíame una captura de pantalla a neryradioactive@gmail.com, y te envío el libro.

      Un beso enorme <3

      Eliminar
  6. Buenas,tengo el libro físico, pero por cosas de la vida la página del abecedario de wellmet se debió romper en algún momento y la perdí, me sería de gran ayuda si alguien me la pudiers conseguir

    ResponderEliminar